Historia del escepticismo griego bem-54

Historia del escepticismo griego bem-54.

Editorial:
SIRUELA
Materia
Historia de la filosofia occidental
ISBN:
978-84-9841-059-4
Páginas:
235
Colección:
BIBLIOTECA DE ENSAYO
26,00 €
IVA incluido
Sin existencias

Desde su nacimiento, la filosofía ha proyectado una sombra: el escepticismo. Sombra especialmente densa cuando el cuerpo que la proyecta es la filosofía griega. Tan lejos llegaron los escépticos antiguos en su diatriba contra el dogmatismo que rechazaron por igual a los dogmáticos afirmativos, que dicen que se puede conocer, como a los negativos, que niegan que se pueda conocer. Con esa forma de razonar, aspiraban a que el entendimiento se quedara -en suspenso- y lograra así la calma. El escepticismo, cuya prehistoria se remonta a los presocráticos (Jenófanes, Demócrito) y, particularmente, a los sofistas (Gorgias), surge en el siglo IV a. C. con Pirrón, que acompañó a Alejandro Magno a la India. La Nueva Academia depurará su utillaje dialéctico y, a la sombra de Platón, difundirá la actitud -observadora- por el mundo. Desde el siglo I a. C. hasta el III d. C. los escépticos llevan su forma de argumentar a extremos no superados que han alimentado las fases de renovación a lo largo de la historia de la filosofía, como se ve en los casos de Descartes, Kant y Nietzsche. El saber cauteloso del científico, al igual que el saber que -trasciende toda ciencia- del místico, tienen en el escepticismo pirrónico su principal precursor, que influirá también en la gestación de la filosofía de la -vacuidad-, que es la más característica del budismo mahayánico.