Economia digital sostenible duo

Economia digital sostenible duo.

Editorial:
ARANZADI
Año de edición:
Materia
Economia
ISBN:
978-84-1345-047-6
Páginas:
400
Colección:
MONOGRAFIAS
57,90 €
IVA incluido
En stock (Entrega en 24-48h)
Añadir a la cesta

Diferentes analistas, y organismos nacionales e internacionales han concluido que nuestro Mercado sufre una situación de shock similar a la de las grandes crisis, -como el crack de 1929, 2008, o una situación como las vividas en las Grandes Guerras del siglo XX- pero con una singularidad sin precedentes, por ello debe tener una respuesta diferente. Las crisis comunes, sin riesgo moral, como COVID-19, -o las más que probables derivadas del calentamiento global-, deberían transitarse en nuestro modelo económico de economía mercado social, digitalmente renovado y socialmente resilente, para facilitar una rápida salida de la crisis, y restaurar nuestro tejido empresarial, la sostenibilidad ambiental, la salud, y la equidad. La monografía constituye una aportación al conocimiento, y guía de las principales herramientas jurídicas y tecnológicas de las que se dispone para la hacer frente a crisis como la provocada por la pandemia de COVID-19. La digitalización, la simplificación de la regulación del mercado, sus operadores, así como de las nuevas políticas en la Unión Europea (y Directivas (UE) 2019/1023, y (UE) 2019/1151 y Reglamento (UE) 910/2014) deben ser vistas como oportunidad para las Pymes, autónomos y empresas de Economía Social. Se proponen para ello instrumentos "preventivos y restaurativos" que dan respuesta a un nuevo paradigma de mercado digital, y que dispongan de información sobre los operadores de forma simétrica y "de bajo coste" (con independencia de que sean grandes o pequeños, tradicionales o alternativos). Información digitalizada financiera y no financiera transparente, imparcial, fidedigna, estandarizada y comparable, dispuesta de tal forma que los nuevos financiadores, y participantes en los procesos de reestructuración de deuda, puedan confiar tanto por su forma y funcionamiento (con la Digitalización de sociedades cerradas), como por la cuantificación de los riesgos (no solo financieros) que implican, su financiación o su refinanciación, habida cuenta de que el riesgo, social, climático y sanitario constituyen ya un riesgo de inversión.